IDI PROBA O ARRASTRE DE PIEDRAS POR BUEYES . Mitologia vasca

Zaldi Probak

DE LA MANO DE :
«Vasco Oholeguy»


IDI PROBA O ARRASTRE DE PIEDRAS POR BUEYES

Muchas son las tradiciones que aun se mantienen en tierra vasca. Es que sus habitantes se sienten orgullosos de tener una historia tan rica, y la respetan a mas no poder. Los deportes tradicionales vascos, son ejemplo de ello.
El de los hacheros, el levantamiento de piedras, los barrenadores, son claros tipos de trabajo cotidiano en los caserios; las regatas, los torneos de pesca, la sokatira, nos muestran nuestra herencia arrantzale; torneos de mus, degustacion de sidras, el txotx, las sociedades, ejemplos de una vida social rica en actividades compartidas.
Una de las competencias mas vistosas es el arrastre de piedras por bueyes. Claro que ademas de la idi-dema o idi proba, también hay competiciones de arrastre de piedra por hombres (gizon proba), por burros (asto-proba), por mulas (mando-proba) o por caballos (zaldi-proba).

Pero regresando a la idi proba, que es la que mas me ha impresionado, me han contado que probablemente se trate de una tarea propia de las canteras, en las que se trabajaba la piedra, y cuando estaba lista para ser empleada, era tirada por yuntas de bueyes hasta su destino final. Los propietarios, apurados por el tiempo que demandaban las construcciones, eran capaces de pagar oro, tierras, ganado o propiedades importantes para llegar a tiempo con el material mas preciado: la piedra. Por ello, es posible que se haya derivado en apuestas tambien importantes como las que hoy se pueden observar y por supuesto, terminar en un deporte.
Generalmente se prepara una yunta de bueyes, (aunque hay oportunidades en que la prueba es realizada por un solo animal). El yuntero (idi probalari) es el encargado de guiar la yunta, mantenerla dentro de los limites marcados, que no se detengan, porque la movida conlleva un gran esfuerzo, y los azuza con su akullu (por lo que tambien se le suele llamar akullari).
La piedra es rectangular, un poco mas fina en el extremo, y tiene una saliente donde se ajusta la cadena. Su peso varía de 4.500 kilogramos, a 3..000, pero tiene importancia el peso de los animales, ya que si supera el permitido, (unos 1.100 kilos) se deberá agregar un kilogramo y medio por kilo de exceso. Se corre normalmente un tiempo de 30 minutos, y luego el o los jueces, miden la distancia recorrida en plazas (de 22 a 28 metros), cintas y centímetros. Puede efectuarse en plazas, calles con canto rodado, o en sitios preparados especialmente para ello, que se denominan probaleku, ya que el piso no puede ser resbaladizo, porque los bueyes resbalarían constantemente. Las leyes forales han limitado y reglamentado perfectamente este deporte a fin de evitar los abusos y el maltrato, por lo que tambien se agregó la figura del veterinario oficial.
Un espectáculo realmente asombroso.

Acerca de Jose Asensio Larrinaga (larri1276)

miradas perdidas en Orozko donde resido y otros lugares donde voy con la camara
Esta entrada fue publicada en Mitologia vasca y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.