LA LEYENDA DEL PASTOR VASCO (Euskal artzain txakurra). Euskalmitología. Daniel Oholeguy.

Vi@Euskalmitología. Daniel Oholeguy

LA LEYENDA DEL PASTOR VASCO (Euskal artzain txakurra).

Cuenta la leyenda que hace miles de años, en la región que hoy se conoce como Gipuzkoa, había un enorme lobo, cuyas fauces estaban siempre abiertas, dispuestas a devorar a cuanto ganado o persona apareciera. Los habitantes de la zona, estaban aterrados, porque tal era su atrevimiento que entraba a las casas a llevarse corderos, terneros y si alguna persona se cruzaba en su camino, terminaba seguro muerto o herido por el animal.
Los ancianos se reunieron y discutieron las posibles soluciones. Unos decían que se debía organizar una partida a dar caza al lobo, pero ya se había intentado anteriormente con resultados desastrosos. Uno propuso que se hiciera una trampa con las redes de pesca que tenían para obtener alimento, pero ya se había hecho y no solo rompió las redes, sino que también atacó a los valientes que se aventuraron en la emboscada.
Hubo quien dijo que se dejase antes de llegar al caserío, un cordero cada noche, a fin de que, lleno su estómago, el lobo no los atacase, pero aunque hubiera comido un ternero, el animal continuaba con su camino de muerte y destrucción.
La situación era desesperante, y decidieron acudir a la Dama de Anboto. Levantaron una pirka de piedras en su honor, quemaron albahaca y romero, y con piedras formaron un enorme lauburu en todos los accesos al baserri.
Entonces, Mari envió a un basajaun para que los defendiese de la bestia. El señor de los bosques se llamaba Orkan y rápidamente cortó varios árboles, afiló sus puntas y los colocó alrededor de cada entrada. Luego preparó una gran hoguera donde comenzó a asar a un ternero.
Poco rato después, atraído por el olor de la carne, apareció el gran lobo, esquivando las puntas filosas, se acercó al banquete, pero Orkan lo enlazó con una gran soga, y le dio una gran paliza. El lobo gemía dolorido, y poco a poco fue aplacándose.
El basajaun lo arrastró junto a él, le hizo recorrer los montes a su lado, le dio comida y abrigo, y le hizo reconocer las tareas pastoriles, hasta domesticarlo. En poco tiempo el animal aprendió a proteger y cuidar el ganado.
Desde entonces, el lobo se juntó con los pastores y se mezcló con los perros. De allí salió una gran descendencia que son los actuales perros pastores vascos de los pirineos.
Una raza ancestral, que se destaca por la predisposición al trabajo, su gran entendimiento y astucia.

Artzai Eguna/Día del Pastor 2013 UHARTE-ARAKIL #DePaseoConLarri #Photography  64

Artzai Eguna/Día del Pastor 2013 UHARTE-ARAKIL #DePaseoConLarri #Photography  62

Artzai Eguna/Día del Pastor 2013 UHARTE-ARAKIL #DePaseoConLarri #Photography  61

Artzai Eguna/Día del Pastor 2013 UHARTE-ARAKIL #DePaseoConLarri #Photography  65

Anuncios

Acerca de Jose Asensio Larrinaga (larri1276)

miradas perdidas en Orozko donde resido y otros lugares donde voy con la camara
Esta entrada fue publicada en Euskal mitologia, Euskalmitología., LA LEYENDA DEL PASTOR VASCO (Euskal artzain txakurra)., Relatos -Historias, Vasco Oholeguy y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.