LA LEYENDA DE LAS ESTRELLAS. Euskal mitología.

Vi@Euskalmitología. Daniel Oholeguy ·

LA LEYENDA DE LAS ESTRELLAS

Cuentan las viejas voces vascas, que en la antigüedad las estrellas se formaron cuando Aita Urtzi tomó un guijarro con el que jugaba, lo hizo crecer tanto que estalló, y fue tan violenta la explosión que los pedacitos salieron en todas direcciones. Que las que por el roce se pusieron al rojo vivo, son las estrellas, y las que se enfriaron son los planetas.
Pero hay una vieja leyenda gipuzkoana que llegó a nosotros de la mano del aitona de Xabier Lezcano, quien siempre quiso saber qué era lo que escribía su abuelo, pero éste estaba muy ocupado y no permitía que los txikis leyeran su obra.
Cuando pasaron los años, Xabier recibió en herencia un mueble tipo trinchante, pero cuando lo desarmó para ingresarlo en su casa, encontró muy bien guardados los escritos del aitona. Era una complilación de mitos y leyendas del país vasco.
Mi amigo, sabiendo que me interesaba reunir todo cuanto pudiese de mitología, tuvo la feliz idea de enviarme fotocopias de cada página. De esa compilación pude rescatar esta leyenda de las estrellas.
Es importante comentar que ha costado horrores la comprensión del texto puesto que es manuscrito de una mano muy longeva, además de estar escrito en euskera suajiri, la variante tal vez más antigua (según los vascos locales).
Dice que en la antigüedad, no había estrellas en el firmamento (Urtzi). O si las había aun no se habían encendido (la parte mas bonita de la historia). Y que a Mari (por aquel entonces se le llamaba Amalur o Ama Lurra, Madre Tierra) debía decidir si era momento de dar a los hombres el secreto del fuego.
Etsai, el genio maligno, no quería que ellos lo tuvieran, porque sabía que era una forma de mantenerlos con necesidades, a fin de poder dominarlos mejor.
Sucede que construyó un dique para que el río Bidasoa juntase sus aguas, con el propósito de romperlo en su momento para apagar el fuego cuando Mari lo encendiera.
Esa noche, la Dama de Anboto, (que todo lo ve), hizo una gran fogata, pero en la sima de una montaña (Algunos dicen que fue en el Anboto, otros en el Txindoki, y no falta quien asegura que se trataba de la cumbre de la sierra de Leizadi en Ataun), y regaló a cada hombre un tronco ardiendo. (Muchos historiadores consideran que esta es la situación que generó el mito del Gabonzuzi, el tronco de árbol, símbolo del solsticio de invierno y la fiesta de Navidad, que se coloca en numerosos lugares del País, en el fogón por Nochebuena, y al que se le atribuyen diversas virtudes, y que de alguna forma el mito se unió a las tradiciones de Navidad con el advenimiento del cristianismo).
Lo cierto es que cada hombre llevó a su cueva un tronco ardiendo y se lo entregó a la emakumea, para que lo guardara y no permitiera que se apague. (Porque a diferencia de los romanos, que era el hombre el custodio del lar, entre los vascos, esa guardia era de las emakumeak).
Sucedió que en el centro del lugar donde Mari se reunió con los hombres, se quedó ardiendo una gran hoguera, Etsai, viendo que todo su trabajo con el dique fue inútil, lo demolió a golpes (por eso las riveras del Bidasoa tienen tantas rocas) y plantándose frente al fuego, lo pateó con tal fuerza que las chispas de las brasas llegaron al cielo, formando las estrellas o como dicen otros, encendiéndolas.
Debe ser cierto, porque por las noches, yo las veo titilar (seguramente avivadas por el viento) y de vez en cuando alguna aún cruza el firmamento. Los que no son vascos, dicen que se trata de estrellas fugaces, pero nosotros sabemos ahora la verdadera historia. ¿No lo creen?

Estrellas #Photography #Flickr #Foto  10

Anuncios

Acerca de Jose Asensio Larrinaga (larri1276)

miradas perdidas en Orozko donde resido y otros lugares donde voy con la camara
Esta entrada fue publicada en Euskal mitologia, Euskalmitología., LA LEYENDA DE LAS ESTRELLAS., Relatos -Historias, Vasco Oholeguy y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA LEYENDA DE LAS ESTRELLAS. Euskal mitología.

  1. José Ignacio Gaztelurrutia dijo:

    Larri, esta leyenda tiene alguna similitud con con la que yo te mande sobre el EGUZKILORE, (esta no la habia leido nunca y es preciosa como todas nuestras leyendas) es la eterna lucha del triunfo de la luz sobre la oscuridad.

  2. Jose Asensio Larrinaga (larri1276) dijo:

    José Ignacio Gaztelurrutia, tenemos muchas leyendas orales y parecidas y al final cuando uno las pasa al papel se tiene que decantar por ciertos carateres escritos, estas leyendas al final dicen mucho . Muchas gracias por tu comentario .

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.